viernes, 17 de agosto de 2007

"Impossible is nothing"


Bajo un cielo al borde del llanto observo atónito como decenas de enfermos avanzan en procesión, sobre azules sillas de ruedas, empujados hacia una promesa de curación.
Algunos de ellos adolecen tan solo del mal de la vida, al agolparse sobre sus espaldas posiblemente más de 90 años, otros carecen de extremidades o de sensibilidad en las mismas, los hay que han perdido cualquier noción de realidad y se mueven convulsivamente con la mirada perdida.
Clavo mi mirada en un niño de seguramente más de 50 años. Tras descubrirme se fija en mí temeroso. Los años han hecho proliferar sus canas, han remarcado sus arrugas, pero no han teñido de tristeza sus ojos, anclados definitivamente en una infancia de la que su mente tal vez no haya sido capaz de huir jamás. Extiendo mi mano y, sonriendo lleno de tristeza, le saludo. Mi gesto le dibuja inmediatamente una gran sonrisa que profundiza más aún las arrugas de su rostro. El joven anciano se apresura en responder a mi saludo imitando el mismo gesto y, tras una serie de sonidos guturales llenos de nerviosismo, creo entender: "Au revoir, Monsieur!".
Dudo que la visita a la gruta donde supuestamente se apareció la virgen mejore su estado. Creo imposible que un mero baño en el agua que emana de una fuente subterránea sane su razón maltrecha. Su excursión sería posiblemente un éxito si se saldara con algunas más sonrisas y saludos de desconocidos que no vieran en él tan solo un desgraciado enfermo.
Hoy he visitado el santuario de Lourdes. No he tenido desgraciadamente el placer de contemplar ningún milagro, al menos a simple vista, pues, ¿acaso no es un milagro lo que consiguen los responsables de marketing de la Santa Sede?

13 comentarios:

vitruvia dijo...

Es tan lindo lo que has escrito que cualquier comentario se queda corto.
Hablar de la Santa Sede es, para mi gusto, manchar una entrada tan bella.
Bicos.

Kt. dijo...

Uhmmm si yo lo hubiese visto (que los miro a cada rato, pués ya sabes lo que hago), no hubiese dicho "es un desgraciado enfermo"... ES UNA PERSONA ATRAPADA EN UN CUERPO QUE NO LE PERMITE EXTERIORIZAR TODO LO QUE SIENTE Y QUISIERA DECIR y no le queda más que resignarse a los que interpretan los que no hemos aprendido a comunicarnos con él... Tal vez si ha recibido mil sonrisas y saludos, ¿Quien lo sabe? sino no sabemos preguntarle...

ES UNA PERSONA que ni sabe a donde lo llevan, no creo que sea su voluntad creer en milagros, ¿Como lo sabremos? si no hemos aprendido a escucharle...

Un beso, y feliz fin de semana.

santamaria dijo...

No se como no se les cae la cara de verguenza para aprovecharse de la fe de unos pobres enfermos para venderles humo. Dios, cada dia veo mas a la iglesia como la secta mas desalmada del mundo.

Un saludo

Belén dijo...

Yo creo que es algo de delito esto que hacen...creo que se llama charlatanería... el saber que no es cierto y aun asi dale que te pego... pero claro, ganan mucho dinero...

Jal... eres impresionante!

Besos

ARCADIA dijo...

GRacias por tus palabras.
Lei esto que escribiste y definitivamente la fe es cuestion de cada uno y quizás los milagros existen pero no como nosotros creemos, quizás el cruzar las miradas el regalar sonrisas quizás solo eso es un milagro para quien desvalido cree que su mundo y su vida se estan agotando.
Me gusta como escribes, es del alma y se nota.
Te voy a seguir visitando.

Nekane dijo...

En ese milagro generoso que te relata Arcadia quizá yo también crea.
Una mirada, esa sonrisa a veces forzada por la incomprensión de determinados seres humanos que se diferencian por sus diferencias, que nos obligan a replantearnos tantas multiples quejas que reiteramos en el cotidiano vivir más o menos placentero, pero exento tal vez de dolor fisico, de dependencia, de indiferencia o repulsa por parte de otros.
Tendiste nuevamente, una línea fuerte e invisible hacia su persona atándola a ti para siempre en tu memoria, en tu ser y ahora la compartes haciendonoslo llegar al resto.
Un beso

wen dijo...

Dios, que mala leche me da la gente que se aprovecha de otra de ese modo tan miserable...
Tu eres un encanto, no? :)

JAL dijo...

Vitruvia, estar en Lourdes es estar en territorio de la Santa Sede.

Kt, admiro a los que hacéis ese tipo de trabajo, para el que creo que yo sería completamente incapaz.

Santamaría, los hay de más desalmados, piensa que entre ellos hay muchos buenos, lástima que no sean los que mandan.

Arcadia, las visitas serán de ida y vuelta, gracias.

Nekane, te confesaré que soy un poco desmemoriado.

Belén, Wen, ojalá lo fuera.

Gracias a todos

Carlos Añejo dijo...

El que gente que no se puede mover se desplace miles de kilómetros hasta Lourdes ya es sí mismo un milagro... ¿no?.

Lo de la curación ya es otra cantar.

Saludetes.

J. Úbeda dijo...

La fe es una poderosa medicina después de todo...

Viguetana dijo...

Bravo por ti, por saludar al señor enfermo y hacerlo sonreír.
Y ahora empezaría a blasfemar contra la Santa Sede pero no quiero estropear esta hermosa reflexión tuya que, con tacto y mesura, ya lo dice todo.
Besos

La interrogación dijo...

Claro que es un milagro. Tienen un depto de marketing tan bueno que les sobra por todas partes, en fin...

SIB dijo...

Yo si creo en los milagros, pero sabes en cuáles? en aquellos que se ven a diario sin excentricidades, sin apariciones fantasmagóricas, ese milagro que supone dar la mano a alguién que te reclama, escuchar si te lo pide sonreir sin falsa piedad... no os parecen milagros maravillosos ser realmente humanos con todos por igual?...
Tú, muchos como tú y tu forma de pensar también es un milagro y me alegra haber caido por aqui.
Un beso
Susana