lunes, 10 de marzo de 2008

Mañana de elecciones

Sin mochila, sin desayuno, sin haber hecho los deberes, sin llevar un solo cromo que poder intercambiar, sin las canicas, sin la bata, sin las deportivas, sin rodilleras, sin la abuela agarrando mi mano. Aparco el coche enfrente de la puerta; zapatos negros, tejano, jersey de cuello alto negro y abrigo largo gris. Guardo las gafas de sol en un bolsillo e intento descubrir a algún conocido, alguno de esos amigos que solía encontrarme los primeros días de escuela.
A diferencia de antaño, la multitud que se acumula a las puertas del colegio, hoy llamado electoral, carece de la emoción del primer día, nadie busca su "muy mejor amigo" al que hace cuatro años que no ve, nadie saca su recién regalado "Gijoe" para alardear ante el resto. Se limitan a un automático gesto de revisar las listas y corroborar que aparecen en ellas para, entonces, entrar directamente, sí,directamente, nadie siente la nostalgia de entrar sólo después de escuchar "el timbre".
Entro sin más, cojo una papeleta cualquiera, la introduzco en un sobre y, así, a la mesa A, en la que hay una urna donde, sin necesidad de sello, puedo echarlo con la seguridad de que llegará a destino hoy mismo.
Ir a votar ya no va acompañado de la ilusión de que puedan ganar o no los míos, ir a votar ya no va acompañado de un sentimiento de duda por si estaré o no apoyando al partido correcto, ir a votar ya no va acompañado de aquel otro sentimiento de orgullo por ser ya mayor. Ir a votar es ahora un pretexto para volver a la escuela del barrio que me vio crecer. Ir a votar es ahora un pretexto para charlar con los vecinos con los que hace ya años que no convivo. Ir a votar es ahora un pretexto para salir a tomar el aperitivo con los míos mientras, en lugar de conjeturar sobre los hipotéticos resultados, conversamos sobre nuestras vidas cotidianas, sobre esos aspectos rutinarios olvidados por aquéllos a los que, minutos antes, hemos dado nuestro apoyo en forma de voto.

10 comentarios:

Montse dijo...

JO!!! QUE anaves en plan MATRIX, caram noi per veure't, ja, ja, ja...
Jo vaig anar a votar, aquest dret no me'l treu ningú, quan vaig estar una miqueta bé, vaig anar a exercir el meu dret a decidir.
Una abraçada.

ARCADIA dijo...

votar.. en las dos ultimas elecciones de chile me ha tocado ser vocal de mesa.. osea he tenido que estar sentada tooodo el santo dia y como aca se hacen las elecciones en verano te encargo el calorcito.. en fin hay que cumplir..
mis fotos son de tacna en peru, este año fui de vacaciones a iquique la primera region de mi largo y angosto chile y de ahi pasar a tacna es solo dos horas de viaje, es precioso, ya tendre mas tiempo para poder subir mas fotos.
cariños.

Belén dijo...

Se de lo que hablas... yo voy a mi instituto y ayer me colé a ver las fotos de mi promoción :)

Besicos

Ferran dijo...

No sones gaire apassionat per la política, hehe. És decepció personal pel camí que han pres les coses aquests últims temps, o és que directament la política no t'emociona gens?
Sigui com sigui, és veritat que "tornar al cole" és tota una experiència.

Irreverens dijo...

Noi, quina bona pinta que duies per anar a votar, ¿no?
:)

A mi em va tocar col·legi electoral nou, ja que per primer cop voto a Galícia. La meva sensació va ser, més aviat, de lleugeresa i desubicació.

L'aperitiu, bé?
:P

Petonets

wen dijo...

Zapatos con vaqueros? no soy nada fan de esa mezcla XD
Por cierto, que relajado y que fresco y qué guay tu punto de vista totalmente diferente sobre EL TEMA XD
Yo es que como esto es un pueblo, pues más o menos te encuentras con la gente sin necesidad de bajar al colegio XD
Lo del abrigo largo gris ya me ha dejado K.O
XD

Lucía dijo...

Yo como no voto en el barrio que crecí no me queda ni ese consuelo ...

Es ir, darle la papeleta al presidente de turno y salir enseguida.

Xavi Menós dijo...

wo..... text molt maco jose... pues mira que jo.... tot tan insegur vaig revisar 4 cops que havia posat la papereta correcta.. ;)

JAL dijo...

Montse, si al menys m'assemblés una mica a Keanu Reeves...

Arcadia, las elecciones son siempre en verano? Quieres decir que no ha sido casualidad en las últimas convocatorias?

Belén, como no era mi cole no pude ver si había restos de mis aventuras todavía

Ferran, la política sempre m'ha agradat, però els qui fan política avui dia em fan perdre qualsevol tipus de motivació. Ara, com a mínim jo compleixo i voto

Irreverens, l'aperitiu bé, tot i que vam haver de canviar de taula a la terrassa per amenaça de pluja

Wen, zapato-zapatilla negro, no está tan mal, mujer. Diferente no sé, puede que indiferente

Lucía, nunca se sabe, ¿y si el presidente de turno se convirtiera en amante? Nunca se sabe dónde está nuestro destino!

Xavi, i estàs segur que vas posar la que tocava?

JGVA dijo...

Para mi el dia de elecciones ideal es levantarme en familia, desayunar en familia, hacer los últimos comentarios sobre las opciones de cada miembro, hasta el punto de intentar equilibrar el reparto de votos entre las opciones merecedoras (o mejor dicho no odiosas), pasear agradablemente hasta el colegio electoral, votar y vivir el recuento en familia, obviando la enésima derrota ridícula del Barça en esta liga.