viernes, 16 de mayo de 2008

Vendedores

6.15 a.m. Llego al aeropuerto con tiempo para parar a tomar mi desayuno habitual en la cafetería habitual. Tomo asiento y, al instante, una camarera viene a tomarme nota.
- Café con leche y croissant, por favor.
- Muy bien. - y añade como si no hubiera acabado mi pedido: - ¿Zumo de naranja, o prefiere agua?
Por unos momentos quedo pensativo, como si no estuviera seguro de pedir también el apetecible zumo de naranja recién exprimido.
- No, es suficiente con lo otro, gracias.
Una pregunta tan sencilla, natural y, aparentemente, inocente, hubiera doblado la venta de haber obtenido una respuesta afirmativa, lo que, desde mi punto de vista, la convierte en una magnífica técnica de ventas para cualquier camarera/o.
Cuando me he levantado y me he dispuesto a dirigirme a mi puerta de embarque me ha venido a la cabeza una anécdota relacionada. Una vendedora de artículos Montblanc, en ocasión de una venta de una pluma de serie limitada cuyo precio ascendía a casi 15.000 euros, y ya habiendo convencido a su cliente de las genialidades de tan valioso género, dijo:
- Así, ¿le gusta?
- Sí, es extraordinaria.
- Verá que es una gran elección. ¿Cuántas quiere?
A lo que el cliente, seguramente sorprendido por la pregunta, no pudo responder otra cosa que:
- Dos.

8 comentarios:

Piedad dijo...

Bueno, ya te encontraba en falta, claro, que por lo que veo no paras en casa viajando de un lado a otro. Se podría decir que eso es bueno, todo depende de lo pesado que se te haga.
Besos.

Lucía dijo...

Es que los vendedores (los buenos) son una raza aparte ...

Buen fin de semana!! Te pille donde te pille, que últimamente no paras.

pati dijo...

Todo depende de cómo se formule la pregunta.

Yo nunca lo vi como una simple técnica de ventas, sino que me gustaba comprobar el poder del encanto..., te hubieras tomado ese zumo de naranja ;)

Besos, JAL.

Casshern25 dijo...

deberian haber más de estos, me parecen incluso adorables y no los .... de los que llaman por telefono.

Irreverens dijo...

¿Pero tú vives en el aeropuerto o qué?

:)

Montse dijo...

ES que no paras de viajar?, yo prefiero el sumo de naranja, ern cuanto a la pluma Montblanc, nada de nada, cosas de vendedores.

JAL dijo...

Piedad, no se hace pesado, lo único son los madrugones.

Lucía, una raza curiosa, es cierto, como las pitonisas.

Pati, hoy me lo ha vuelto a preguntar y... sí, he sucumbido

Casshern25, si hubieran más, subiría el consumo y... adiós crisis!

Irreverens, no, por suerte no soy Tom Hanks en La Terminal. Sólo una o dos veces por semana

Montse, hombre, si me ofrecieran al mismo precio una pluma y un zumo... no hay color

tootels dijo...

Lo justo en el momento preciso.. eso es.