miércoles, 26 de septiembre de 2007

Cuestión de audiencia

Hoy se lee en la edición digital de El País, esa que cuenta las visitas como el PP a los manifestantes (de sus manifestaciones, por supuesto), que el periódico aventaja más aún a sus perseguidores según el OJD.
El periodismo, al menos el que se encuentra bajo el paraguas de una gran empresa, y al menos en este país, sigue una vía paralela a la de la política, es decir, abocada a cansar a la audiencia y a desencantarla. Uno puede leer que El País está por delante del resto de periódicos y estar de acuerdo, es más, no dudo que así sea. Sin embargo, ¿qué fiabilidad tiene un medio como el OJD tan fácilmente falseable?
Veamos un ejemplo. La multinacional X S.A., no por llamarse X relacionada con la industria del porno, contacta con el periodista P. La intención de X S.A. es que P publique un artículo en su periódico explicando lo estupendos que son en esa empresa o simplemente aclarando un malentendido que pudiera perjudicar a la dimensión de sus beneficios. P, que ya está acostumbrado a los recados, piensa en el modo en cómo podría redactar la información para darle credibilidad y, tras meditar unos instantes, acepta el encargo con ciertas condiciones. Y es que P rechaza la cantidad económica ofrecida por X S.A. a cambio del artículo; P propone que, en lugar de dinero, el pago se efectuará mediante un número determinado de suscripciones al periódico, cuyos ejemplares se encontrarán así en elevado número y en todas las oficinas de X S.A.
Podría ser también que P tuviera que publicitar un evento, por ejemplo un salón internacional del automóvil. Conociendo su altruismo y a sabiendas de su pasión por los coches, no sería descabellado que no cobrara la publicidad, que se conformara como contrapartida tan solo con unos cuantos miles de suscripciones durante los escasos días que durase el evento.
En definitiva, es absurdo que se intente vender que los lectores de periódicos tradicionales (refiriéndome a de pago) crecen indefinidamente, pues las ventas reales, las que se llevan a cabo en el quiosco, no hacen más que disminuir. De ahí que las fórmulas se hallen por ejemplo en las suscripciones a empresas, salones, etc.
A nivel de anunciante, en definitiva el que da de comer al periódico, o debería, yo dudaría de estas estimaciones de audiencia. Me explico, yo, anunciante del producto R, encargo un estudio de mercado del que obtengo que el perfil de las personas que van a comprar mi producto coincide en muchos aspectos con el de los lectores de El Mundo/ El País y el de los espectadores del programa DDL (las siglas son aleatorias, no perdáis el tiempo). Si observo las audiencias, compruebo que, si bien el periódico tiene una audiencia según el OJD algo menor, sus lectores coinciden plenamente con el perfil que requiero, mientras que los espectadores de DDL pueden mostrar cierta dispersión; por lo que puede ser aconsejable decantarse por invertir más en la campaña de la prensa escrita. ¿Qué ocurre si un elevado porcentage de esa audiencia ha obtenido el ejemplar de forma gratuita en una feria pensando al aceptarlo "A ver que dicen estos mentirosos de El Mundo/ El País"? ¿Es la campaña igual de efectiva?
En fin, voy a echar un vistazo al ejemplar de El ... que he cogido hoy de forma gratuita en la universidad.

16 comentarios:

vitruvia dijo...

Definitivamente ya nada en este pais tiene crédito. Tal vez sea por mi forma de ser, o tal vez esté contaminada por ejemplos como el que pones, pero cada día me creo menos nada de lo que veo o leo.
Lo peor de todo esto es que queda de manifiesto aquello de.... "tú siembra, que algo queda" (o algo así). Siempre habrá quien se crea esa pantomima.

Mariano dijo...

He intentado despejar la X, pero es que soy de letras y lo de las ecuaciones lo tengo en la papelera de reciclaje...

La interrogación dijo...

El caso es que como el Mundo, al menos el digital dice que El País, al menos el digital está perdiendo lectores... ¿A quién creer?
Así que he abierto y cerrado los dos a la vez para que no cuenten conmigo para sus cuentas oye.

JAL dijo...

Vitruvia, sí hay cosas que tienen crédito, mujer. A ver cómo se desenvuelven las nuevas generaciones.

Mariano, se trata de una ecuación con múltiples soluciones.

Interrogación, no hay que ser drástico, siempre hay artículos y personas que se salvan, y más de los que uno piensa

Viguetana dijo...

¿Y todo eso ha salido de tu linda cabecita?
Veo que la tienes muy bien amueblada.
:-)

Besos

Casshern25 dijo...

Gran entrada. En mi universidad dan el ABC (XDD me lo paso tan bien con su sudoku) y en la de al lado dan el mundo... tontos no son no, amansando las nueves mentes. Además ahora hay un nuevo periodico de competencia.

Mariano dijo...

¡Acabáramos! Entonces ni de coña lo resuelvo...

manuel-tuccitano dijo...

Vedaderamnte el poder del dinero manipula cualquier medio, cualquier sondeo...y si además esta "casado" con el poder áun más.

UN saludo.

modes amestoy dijo...

las estadísticas siempre nos engañan, nos manejan.
Un abrazo

santamaria dijo...

No hay que fiarse de ningun dato con subjetividad, y es innegable que los datos propios de audiencia lo son. No entiendo mucho de eso, pero creo que precisamente el periodismo, aunque en su haber contenga la crónica, no es compatible con estos datos, por mucho que se quieran justificar dando nombres de empresas "independietes"

Un saludo

Clandestino dijo...

No sé si lo he entendido bien, que hoy estoy muy espeso (bueno, lo estoy siempre), pero si uno de tus planteamientos es si la publicidad del periódico es igual de efectiva si el usuario final ha pagado o no el periódico, creo que sí, por supuesto que lo es. A mi como anunciante me la trae floja que el usuario que va a ver mi anuncio haya pagado o no por ver el periódico.
Y sobre las cifras de ventas, ahí sí que te doy toda la razón. Además, es que creo que la sociedad está un poquito cansada de la guerra de medios..., vamos que estamos hasta los cojones, con perdón.

JAL dijo...

Clandestino, sí y no. A veces uno elige un periódico determinado (depende de qué tipo de anunciante te parecerá lógico) por el público objetivo de su campaña. Como garantía de llegar a ese público objetivo (pongamos por ejemplo el perfil de un lector habitual de El Mundo) el publicista se fija en los datos de audiencia. Ahora bien, si un 30% de esa audiencia no es una audiencia fiel, sino que son por ejemplo estudiantes que cogen El Mundo porque lo ofrecen de modo gratuito en la universidad, la efectividad de la campaña puede verse reducida en casi un 30%.
Ahora bien, esto lo digo yo, por lo que puedes estar tú en lo cierto y yo ser un maniático de la segmentación de mercados.

vbitruvbria dijo...

Jallll, acabo de rdeleer todo lo que has esdrito y tienes toooooooooooda la draz�n. Un adbrazo.

MORGANA dijo...

Tal vez deberían llevar un sello, claro eso retrasaría las tiradas, me refiero a un sello tipo aenor, la prensa tiene mucho poder, tenemos claro como se ganaron unas elecciones y se quito a un presidente.
Tiene que haber una pluralidad informativa, pero ante todo, ser auténticos.
Bueno me voy a leer Público.
Buen finde.

wen dijo...

Uf Jal, yo es que hace meses que no toco un piriódico, me dan urticaria. Miraré ese nuevo...por curiosidad... pero será más de lo mismo.
De todos modos menudo análisis joder... estoy de acuerdo casi en todo sabes?

andreinax dijo...

en cuanto a al prensa en este pais no se puede hablar mucho por que si dices algo que al presidente no le gusta te cierra el periodico, canal y/ó estacion de radio.