lunes, 30 de abril de 2007

La despedida

Las lágrimas fluyen mientras escribo. Hace unos minutos te abrazaba consciente de que posiblemente fuera ése nuestro último abrazo. Durante unos minutos he sentido tu calor mientras nuestros llorosos ojos se despedían, mientras te agradecía todo lo que me has dado, todos los momentos que has estado junto a mí.
No creí que fuera a ser tan duro separarnos, no pensé que pudiera llegar a quererte tanto, me equivocaba. Aquí estoy, llorando desconsolado como un niño, como un niño que dejará de serlo en cuanto nos separemos. Mi infancia muere con este adiós, pasando a ser un mero recuerdo, borrosas imágenes desordenadas de lo que fuimos.
Mañana montaré solo en el coche, la soledad me acompañará mientras me alejo recorriendo aquellos rincones que nos vieron crecer, juntos, las calles por las que paseamos tantas horas, juntos. Entre sollozos me iré alejando, dejando atrás una vida juntos, dejándote a ti, llorando también, a la espera que alguien entienda lo que a mí tanto me cuesta asimilar.
Tus ojos, que nunca habían sido tristes, ahora muestran absoluto abatimiento. Tu sitio ya no está junto a mí. Necesitas que alguien te ayude a seguir tu camino, a llegar al final de tu camino. Te he querido mucho, has sido una parte de mí, una parte de mí que se queda aquí contigo, una parte de mí que se irá contigo. Han valido la pena todos estos años juntos, gracias por todo, te quiero.
Buen viaje.

11 comentarios:

Xavi Menós dijo...

... (estic a NY... si necessites algo... ja ho saps).

Un petonet

x.

Belén dijo...

Desgarradora despedida, aún con palabras positivas... la vida es así de puta a veces querido JAL... hay que seguir, no queda otra.

Mil besos!!!!

:)

wen dijo...

Jope... :( yo no puedo decir nada, lo siento. Se me contagia la tristeza muy fácilmente.

La interrogación dijo...

LA verdad es que no sé de quién te estabas despidiendo pero me ha parecido tan sincera y triste, tan bonita y cercana que podria ser "la despedida" por antonomasia. Me has dejado super triste por todas las despedidas de mi vida.

Piter dijo...

Ostres... em sap greu tiu... em pensava que us anava molt bé.

Bueno.. si el dimecres vols anar a fer alguna birra.. jo estare per Barna fins al vespre !!

Apa.. vagi b!!

JAL dijo...

Gracias a todos.
Piter, no és d'ella de qui m'he despedit, però accepto igualment les birres

Jesús David dijo...

Un texto conmovedor. Lás lagrimas sirven de poco pero lo que escribes es de valentía y es la mejor forma de superarlo. Saludos y ánimo.

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Cuando dos caminos se separan, sólo nos queda el recuerdo de lo que fue su intersección un día.
Un saludo.

lorena dijo...

uuuuu..me has dejado un poc de angustia...las despedidas, me llenan de ella. Lo siento mucho, es un mal trago que hay que pasar.Has hecho bien al expresarte asi. un besoteee y ánimoo.

PícoraViboríta dijo...

Sea cual sea el protagonista de tu entrada, es evidente que resulta dolorosa para tí la separación...

De hecho cualquier despedida tiene en sí misma un punto de ruptura que no resulta agradable...

Os deseo a los dos la mejor de las suertes!!!

Besos mil.

Lara dijo...

Espero que esas lágrimas te hagan sentir mejor, y la despedida te duela sólo un poquito.
Un abrazo reconfortante.