domingo, 3 de junio de 2007

La ópera

Hay ciertas semanas en el año en que el tiempo pasa de ser esa magnitud que transcurre regularmente según unas pautas establecidas (un día cada veinticuatro horas, por ejemplo) para convertirse en algo mucho más subjetivo, tal vez de comportamiento caprichoso, siendo estas semanas compuestas también por siete días, pero, sólo éstas, con siete días de difícilmente más de diez horas.
Sí, hay momentos en que el tiempo transcurre a velocidades diferentes para cada uno de nosotros, momentos fugaces para unos, eternos para otros. El tiempo estos días me hace confundir las horas con los minutos, necesito más minutos, que al menos tenga la sensación de que tengo horas suficientes para acometer todas las tareas.
Estoy tratando de redactar un trabajo sobre la ópera, breve historia y comentarios sobre las obras "Lucia di Lammermoor", "Don Carlos", "Cavalleria rusticana", "I pagliacci" i "Khovantxina", está resultando más trabajoso de lo que esperaba, por lo que necesito tiempo, y éste, se empeña en demostrarme lo rápido que es capaz de transcurrir.
Tal vez alguien tenga un truco para detener el tiempo, alguien tipo Hiro Nakamura, o, simplemente, alguien tenga ya algún comentario hecho, cualquier truco es bueno para llegar a tiempo.

9 comentarios:

Kt. dijo...

Yo le he propuesto un pacto al sol y a la luna, que la luna solo trabajara los fines de semana, pero no han aceptado mi propuesta! Me recriminaron que igual los humanos más tardes exigiríamos más días que noches.
La Luna me ha dicho que el mejor tiempo es el que invierto en mí misma, me hará más fuerte, más segura, más noble y más pariente para los parientes, amiga para los amigos...

PD: rescaté este comentario que a alguien dejé casi con la misma preocupación que tu hoy llevas sobre el Tiempo.

Espero te sea útil, al menos por unos de tus escasos minutos!
BESOS

vitruvia dijo...

Sí, hay quien sabe detener el tiempo, pero mucho me temo que el secreto no está al alcance de todos. Los de a pie, tenemos que seguir sufriendo su juego caprichoso.

Belén dijo...

Llevame a la oprea JAL!!!! que nunca he ido!! :)

Besos

La interrogación dijo...

Puf, pues yo no voy a poder echarte ni una mano ni nada. A mi el tiempo se me da fatal. A veces transcurre lánguido y soso y otras es tan trepidante que se termina el día conforme comienza.

aminuscula dijo...

Hombre, lo más eficaz es que desees que pase cuanto antes. No falla.

JAL dijo...

Kt, menudo pacto, digno del mismísimo Fausto, me ha fustado.
Belén, la temporada que viene arreglamos eso.
Gracias, chicos

Nekane dijo...

La maquina musical ha seleccionado para usted (tras el deposito de las oportunas moneditas...)
"Mi hogar en cualquier sitio" Antonio Vega
..."El paso lento de la vida
La rapidez del día a día
El viejo Einstein ya sabía
que para el tiempo hay más medidas..."

Hay tiempo, tienes tiempo, no apures al tiempo y te dará tiempo...
Un beso

Mabel dijo...

A mi me pasa igual, aveces un minuto parece eterno y otras una hora se va en un minuto todo depende del cuánto estemos disfrutando o lo distraidos que estemos en el momento, nosotros marcamos la medida del tiempo.

Wilde dijo...

Yo nunca he ido a la Opera, la verdad, nunca me ha llamado mucho, pero ultimamente me ha entrado la curiosidad. A ver si voy, no vaya a ser que me esté perdiendo algo sublime...

Salud!