miércoles, 9 de mayo de 2007

Estrés electoral

Es evidente que el ritmo que lleva un político de primera línea durante un proceso electoral puede desembocar finalmente en un estado de estrés de considerable importancia. Los incesantes viajes, las afiladas preguntas, los mediáticos meetings, la opinión pública, los cambiantes consejos de los asesores, las entrevistas para todos y cada uno de los medios... Efectivamente, es obvio que tras un período de ese tipo, puede ser más que aconsejable un tiempo de descanso en compañía de la familia, a la que no se ha visto a lo largo de las semanas anteriores.
Eso ha hecho el reciente vencedor de las presidenciales francesas. Monsieur le Président ha decidido pasar unos días relajándose junto a su familia en la tranquila, en estas fechas, Malta. Basta echar un vistazo al artículo del Nouvel Observateur para comprobar que a ninguno de nosotros nos importaría pasar una temporadita de enorme estrés a sabiendas de la recompensa:

- vuelo en jet privado: 50.000€
- hora de vuelo: 6.000€
- yate de lujo: 173.000€/semana
- suite de hotel: 3.000€/noche
- comidas: indeterminado
- otros: indeterminado

Pero no hay que alarmarse, ni un céntimo de este dinero ha salido o va a salir de las arcas públicas, pues un generoso empresario se encarga de los gastos más importantes (las participaciones más importantes del empresario Vincent Bolloré se encuentran en Bouygues y BTP, además parece ser que está desarrollando un vehículo eléctrico).
A penas he empezado a pensar en cómo costear mis próximas vacaciones. Lástima que empiezan a finales de junio, y ya no llego para inscribirme en las próximas elecciones y encontrar un empresario caritativo que me preste sus facilidades.

11 comentarios:

Caro Galu dijo...

Hola estuve veidno un poco tu espacio y te recomiendo a que vistes a www.cronicasmoviles.com.ar
Puede ser que interese, es la pagina de un amigo.

Saludos desde Baires

La interrogación dijo...

Creo que a los francesitos no les ha sentado muy bien que su próximo jefe se haya pegado ese repaso. Ellos sabrán pero la verdad es que las fotos que he visto en la prensa son como para decir: ¿Y a este para qué le hemos votado?

JAL dijo...

Gracias por la recomendación Caro, y enhorabuena por tu trabajo

Xavi Menós dijo...

política amic jose :D

Abir dijo...

Y yo preocupada por mis obras de 10.000eur...
La vida es injusta.
Un beso,

wen dijo...

Es increíble.... Y a este señor no se le cae la cara de verguenza?

JAL dijo...

Estoy de acuerdo con todos vosotros, pero, la cuestión es, ¿alguien pasa por alto que los empresarios no dejan nada sin esperar o haber recibido nada a cambio? Y eso ocurre también quí en España y en todo el mundo, mientras los partidos reciban recursos desde empresas, las decisiones nunca podrán ser imparciales

Wilde dijo...

Pero es más complejo que todo esto, es como una maquinaria politica, económica y social que se mueve en torno a ellos. Mucha pasta y mucho dinero negro supongo. Una merda!!! vaya!!! ...

La política no es para los buenos, esos duran poco por ideales propios...

Buen blog!!! Encantao!!!

Salud!!!

wen dijo...

Pues por eso mismo Jal XD
No te preocupes, que el del barco ya sabe que su empresa va a hacer todas las obras en la mitad de Francia él próximo año. Esas cosas son así en todas partes. Aunque no todos tienen la geta del Sarko que no se ha esperado ni dos días...para que nos vamos a engañar.

Kt. dijo...

Aloha...
Interesante tu blog! y me pregunto ¿Por qué no había venido antes yo?..
Quizás me desvíe un poco de la idea central del tema, pero mientras te leía solo una idea me pasaba por la mente: "no me importa que PDVS (empresa petrolera y bien nacional de mi país) se deje todas sus ganancias en un viaje sin retorno para nuestro presidente" jeje y si viene con exilio mejor! jajajaja
UY, como que dejé en evidencia que no soy adepta a "mi presidente" lol.
Besos...

JAL dijo...

Cierto Wilde, los buenos lo tienen crudo en este campo.
Wen, como le den las obras a este... con lo mal que va la construcción en Francia los demás se van a pique
Bienvenida Kt, te perdonamos por no ser adepta a tu presidente, aquí va por temporadas (yo ahora no me quejo)